Análisis Biomecánico y Ergonomía

images-5.jpeg

La biomecánica se puede definir como un campo multidisciplinar en el cual la información proveniente de las ciencias biológicas y de la ingeniería mecánica  es utilizada para evaluar el funcionamiento del cuerpo. Una regla importante de la biomecánica ocupacional es que el cuerpo se comporta de acuerdo a las leyes mecánicas de Newton.

Por definición, “la mecánica es el estudio de las fuerzas y de sus efectos en las masas”. El objetivo de la ergonomía es muchas veces la evaluación cuantitativa de la carga mecánica a la que es sometida el sistema musculoesquelético. El objetivo principal de la biomecánica ocupacional es describir cuantitativamente las cargas musculoesqueléticas que se generan durante el trabajo de modo que se pueda identificar el grado de riesgo asociado a las tareas. 

La biomecánica ocupacional se puede definir como “el estudio de la interacción física de los trabajadores con sus herramientas, máquinas, y materiales con el fin de mejorar la realización del trabajo y minimizar el riesgo de trastornos musculoesqueléticos”.

La carga – Tolerancia

Un concepto fundamental en la aplicación de la biomecánica ocupacional en la ergonomía es cómo diseñar puestos de trabajo en los cuales las cargas impuestas sobre las estructuras no excedan la tolerancia de éstas estructuras.

Si la magnitud de la carga impuesta en la estructura es mucho menor que la tolerancia del tejido, la tarea es considerada como segura y, la magnitud de la diferencia entre la carga y la tolerancia corresponde al margen de seguridad. El riesgo aparece cuando la carga impuesta sobrepasa la tolerancia del tejido. 

Trauma agudo v/s trauma acumulativo

En el ámbito ocupacional hay dos tipos de traumas que pueden afectar el cuerpo humano y provocar trastornos musculoesqueléticos. Primero puede ocurrir un trauma agudo, el cual se refiere a la aplicación de una fuerza que es mucho mayor y que excede la tolerancia de la estructura corporal durante una tarea de trabajo. Por lo tanto, el trauma agudo está comúnmente asociado a grandes esfuerzos que ocurren con baja frecuencia. Por ejemplo, un trauma agudo puede ocurrir cuando un trabajador levanta un objeto extremadamente pesado o cuando se mueven manualmente partes pesadas. 

El trauma acumulativo se refiere a la aplicación repetitiva de fuerza en una estructura que tiende a desgastar la estructura, por lo tanto, reduce la tolerancia de la estructura hasta un punto en que la tolerancia es sobrepasada a través de una reducción del límite de tolerancia. El trauma acumulativo representa más un “desgaste” de la estructura. Este tipo de trauma ocurre con más frecuencia en los puestos de trabajo donde existen más tareas repetitivas.

Resulta difícil estimar las características de tolerancia exacta de los tejidos corporales como músculos, ligamentos, tendones y huesos sometidos a varias condiciones de trabajo. La tolerancia de las distintas estructuras del cuerpo varían considerablemente en condiciones de carga similares. Además, la tolerancia depende de muchos otros factores como la velocidad del esfuerzo, la edad de la estructura, la frecuencia de carga, influencias psicológicas, condición genética, y muchos factores desconocidos. 


Verónica Rayo G. Directora Académica Diplomado de Ergonomía en Espacios Laborales. Universidad Católica de Chile. 

http://diplomadoslocontador.uc.cl/?page_id=541


Bibliografía:

Marras W., Karwowski W. (2006). Fundamentals and assessment tools for occupational ergonomics. Ed. Taylor & Francis. 

|

Comentarios

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar